domingo, 2 de marzo de 2008

Hoy tengo todo el tiempo del mundo

Para preguntaros acerca de aquello que os hizo feliz en el día. Aquello que os ha hecho enojar y por aquello por lo que habéis sentido quebranto.

Hoy le he reservado todo el tiempo para escucharos, para darle mi abrazo y para estar con vuestra merced, sin que nada me distraiga de estar con vos.

Hoy tengo todo el tiempo y las horas de la noche para quitaros las prendas y para hacerle un vestido de besos y de nueva cuenta, sólo a besos, dejaros desnuda otra vez; y yacer junto a vos. Así será por todas las horas, que de la noche mueren cuando el viejo Sol corta Oriente, y entonces, me doy tiempo para vuestro desayuno hacer.

Tiempo para veros dormir, para cobijaros, para despertarle a vos con las ganas de volver a hacer juntos. Para sentidle amar, para veros y hacer sonreír. Para mirarle a los ojos y decir en voz queda, que ahora entiendo a los poetas chocantemente cursis, cuando refieren “…dar la vida por esta mujer”.

GFG:.

4 comentarios:

Erika Lozano dijo...

Tantos deseos y anhelos son ilusiones que veo tan distantes, tan lejos, imposibles en ocasiones, negadas por las circunstancias actuales de mi corazón reprimido, pero soñar y creer que puede ocurrir es fortificante y sensibilidad a mi vida, si, a tu lado, hombre de mares.
Este laberinto emocional es caótico sin esperanza a veces de salir porque estoy atrapada, las armas para vencer... mis penurias aún no las acabo.

Anónimo dijo...

eso se traduce en ganas de quere amar...que afortunado eres al no dejar de sentir las emociones que te produce la sola idea de intentarlo.

claudia dijo...

Me encanta como escribes, quien es la que inspira vuestras palabras?
Atte. Anonimo

claudia dijo...

Me encanta como escribes, quien es la que inspira vuestras palabras
Anonimo