viernes, 27 de julio de 2007

Vivir de consorte

De las artes de marear, la de vivir de consorte, es la que más ánimas crea; pues la Mar en aquellas entrañas suyas, hundiere a los entrañables que no vuelven.

2 comentarios:

ELCHAGALA dijo...

Sólo un alma vieja como vos podeis expresar añoranza por la vida y transmitir la emoción de esa muerte.

Mats dijo...

"Vio, con esos ojos cansados de aguas interminables, cuando llegaba con uno menos y entonces, las olas le trajeron el dolor esperado. Cual amante delicado, fueron robándole el alma, haciéndole hincar rodilla en la arena.
Y ahí quedó, de frente a la ahora húmeda tumba, dejando que la arena cubriera su rostro y cuerpo, impasible ya, por haber rogado, desde antes, al olvido que llegara pronto."