martes, 28 de septiembre de 2010

¿Cómo nos venden y compramos la cuento que en tierra firme la vida es mejor?

¿Cómo nos venden y compramos la cuento que en tierra firme la vida es mejor? Cómo nos llevan entre sus redes los terrestres a que nos proponen la estabilidad de la tierra, cuando la tierra de tanto en tanto nos sacude. Tan detestable y poco libre que me parece estar ahora en tierra firme.
Ya no sé si fue por un naufragio o por imbécil. Nada de mi libertad, la Sirena está lejos de acá. ¿Por qué le he puesto tanta tierra de por medio?
Extraño tanto escribirle, escucharla, reír con ella y que sea la mujer más crítica conmigo.
Los terrestres no saben, y los compadezco de no saber lo que significa sentirse libre, respirar el más y disfrutar la voz de la Sirena. Pobre diablo de mí, que yo mismo ya he perdido ese sentir privilegiado.
Mi ancla se abatió a tierra, me pesa en los hombros.

1 comentario:

Omar Bustani Barrientos dijo...

Marinero que buscas en el mar,
lo que no encuentras en la tierra, tu alma suele cantar
tus ayeres y mañanas

Hoy te saludo y espero encontrarte en otros mares...

Omar Bustani